La historia de Bettina Cruz: 35 años trabajando por la defensa de los derechos humanos del estado de Puebla

Publicada en Publicada en #AcciónXODS, #ConoceTusODS, #EllasXODS, #JUNTOS, #SDGAction

La historia de Bettina Cruz: 35 años trabajando por la defensa de los derechos humanos del estado de Puebla.

Lucila Bettina Cruz Velázquez es defensora de derechos humanos en México e integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio (APIIDTT), en el Municipio de Santa María Xadani, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca. También es integrante del movimiento de Resistencia Civil contra las Altas Tarifas de Energía Eléctrica y de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, que se compone de 168 mujeres defensoras de los derechos humanos y 95 organizaciones. Lucila ha enfrentado significativas amenazas en su contra por su trabajo sobre derechos a la tierra y derechos de los pueblos indígenas.

Lucila Bettina Cruz Velázquez y Rodrigo Flores Peñaloza han sido objeto de constantes ataques e intimidaciones por su trabajo en defensa de los derechos humanos y el trabajo que realizan en la APIIDTT.

La Asamblea reúne a varias organizaciones de pueblos indígenas para defender sus derechos y tradiciones territoriales contra violaciones de derechos humanos, como desalojos y proyectos realizados sin su consentimiento previo, libre e informado, de conformidad con los criterios establecidos en el Convenio núm. 169 de la Organización Internacional del Trabajo.

Desde principios de 2017, ambos defensores de derechos humanos han sido objeto de varios atentados y actos de intimidación. El 10 de febrero de 2017, Rodrigo Flores Peñaloza y algunas colegas fueron asaltados frente a su oficina por dos hombres armados en una motocicleta. Uno de los criminales apuntó el arma a Rodrigo, exigiendo que se callara.

El 24 de febrero de 2017, un hombre armado entró en la oficina donde trabaja Rodrigo Flores Peñaloza y preguntando por su paradero.

El 19 de abril de 2017, la estación de radio 92.7 de Juchitán dedicó varias horas a difundir declaraciones difamatorias contra la labor Rodrigo Flores Peñaloza y Lucila Bettina Cruz Velázquez.

El 26 de abril de 2017, Rodrigo encontró una nota manuscrita en su auto ubicado fuera de su casa en Juchitán de Zaragoza, Oaxaca. La nota contenía amenazas y la advertencia de estar monitoreado.

El 29 de abril de 2017, Lucila Bettina Cruz Velázquez informó que la oficina de la APIIDTT estaba siendo vigilada por al menos dos hombres, que estaban vestidos de civil.

Estos ataques e intimidaciones ocurren de forma paralela a una campaña de apoyo a las comunidades indígenas de los Zapotecos de Puente Madera, Rancho Llano y Loma Bonita de San Blas Atempa contra la construcción de una subestación eléctrica en la región del Cerro Igúu.

El proyecto minero Cerro Igúu es propiedad de la empresa Tradeco, que suministra materiales a la empresa danesa Vestas y a la empresa española Gamesa Eólica para la construcción de un parque eólico. El proyecto minero también está relacionado con la construcción del aeropuerto de Ixtepec y la subestación de la Secretaría de Defensa Nacional.

La exploración y explotación de los recursos en el Cerro Igúu y la construcción de la subestación de SEDENA, se están llevando a cabo sin previa consulta con los indígenas locales. Ambos proyectos están ubicados en tierras comunales de Zapotecos, en Oaxaca. De acuerdo con el artículo 2 de la Constitución Mexicana y el derecho internacional de derechos humanos, el Estado está obligado a realizar consultas previas con las personas indígenas afectadas por proyectos en sus tierras y debe solicitar su consentimiento libre e informado antes de que el proyecto pueda comenzar.

Front Line Defenders ha informado previamente sobre los riesgos de seguridad que enfrenta Lucila Bettina Cruz Velázquez. Desde el 14 de noviembre de 2011, Betina cuenta con medidas cautelares de protección, otorgadas por la Oficina para la Defensa de los Derechos Humanos del gobierno del Estado de Oaxaca, después de haber sido agredida por la policía estatal cuando se encontraba informando a las comunidades indígenas sobre sus derechos a la propiedad de la tierra

La Defensoría Pública de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca ha ayudado a su protección desde febrero de 2012. A partir de noviembre del mismo año, el Mecanismo de Protección de Personas Defensoras y Periodistas del Gobierno Federal ha apoyado con su protección. A pesar de estas medidas, los ataques y el acoso no han cesado.

Front Line Defenders ha expresado su preocupación por los más recientes ataques y actos de intimidación contra Rodrigo Flores Peñaloza y Lucila Bettina Cruz Velázquez, ya que se cree que están vinculados a la labor de la defensora y el defensor de derechos humanos en contra de los proyectos ilegales en sus tierras.

Lucila es una luchadora que está marcando el camino para que México sea un país más justo. Ella representa un cambio pacifista y progresista, y su trabajo es crucial para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sustentable, específicamente en alineación con Igualdad de género (ODS 5) y Paz, justicia e instituciones sólidas (ODS 16). Sembrando en niñas, adolescentes, jóvenes el deseo de defender las causas justas y que como indígenas deben respetarse, luchando día a día por esos derechos y alzar la voz ante la sociedad. Hoy en día, las mujeres siguen enfrentando muchos desafíos, prejuicios y críticas, pero sus esfuerzos y éxitos no pasan desapercibidos.

Un comentario en “La historia de Bettina Cruz: 35 años trabajando por la defensa de los derechos humanos del estado de Puebla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *